Mi desastrosa cuarentena

¡Hola gente de bien! ¿Qué tal estais llevando el confinamiento? Lo primero de todo, espero que esteis bien de salud tanto vosotros como vuestros familiares y conocidos. He leído tanto en artículos de blogs como en twitts y posts de Instagram que la gente en general ha perdido mucha capacidad de concentración y la verdad es que a mí me está pasando. No sé cual será vuestra situación ni vuestras causas pero os voy a contar las mías.

Cuando anunciaron el estado de alarma y por tanto el confinamiento pensé: bueno, no pasa nada porque yo soy súper casera y me gusta mucho leer así que con el sofá tan cómodo que tengo, una mantita, comida rica y muchos libros (yo leo en digital sobre todo) estaré como una reina y conseguiré bajar mi lista de lecturas pendientes y hacer muchas reseñas, estar muy activa en redes y publicar muchas cositas. En una palabra, hacer todo lo que me gusta sin tener que pensar en nada más. De hecho (ilusa de mí) pensé que mi TBR de marzo se iba a quedar corto y que tendría que aumentar el número de libros.

Ja ja ja (me río por no llorar). Mi gozo en un poco cuando empezaron a pasar los días y yo no era capaz de leer todo lo que quería ni de estar activa. Por lo cual fallaron también las expectativas de las reseñas y las publicaciones (aunque cada día publico algo en Instagram aunque sea mínimo). ¿Y por qué? Pues aparte de porque cada vez que leo un párrafo se me va la cabeza a cosas que no deben irse, el móvil empieza a loquear. Whatsapps, llamadas, videollamadas, mensajes, memes, noticias y mil y una cosa más que me descentran aunque no quiero. Y diréis: pues desconecta el móvil. Lo he intentado pero soy débil, muy débil. De hecho varias veces lo he puesto en la distancia de seguridad de metro y medio que recomiendan en los humanos para ver si así no me contagiaba el virus de la curiosidad pero ni con esas. ¡No soy capaz! Porque lo hago un rato pero aunque lea, mi cabeza está en otra parte preguntándose qué estarán contando mis amigas en los grupos de Whatsapp, qué conversaciones me estaré perdiendo. Y entonces, sucumbo, cojo el móvil y ya es mi perdición. La mayoría de la gente ahora tiene más tiempo libre por lo que habla más y  a mí me gusta hablar, me declaro culpable de ser una habladora empedernida.

Y otra cosa que me pasa al leer es que cuando veo que los personajes van de aquí para allá, de viaje, de fiesta, a tomar algo a los bares, de visita a casa de amigos me pongo loca pensando: inconscientes, ¿Qué estais haciendo si no se puede salir? Y entonces me doy cuenta que estoy leyendo, que no es la vida real que es el mundo al revés. Que lo que estamos viviendo tenía que estar pasando en una novela distópica y que en nuestro día a día deberíamos poder salir a comprar, a pasear, a bailar o a hacer el pino. Así que me enfado y dejo de leer y vuelvo a hablar y se convierte en un bucle diario.

Mis lecturas actuales y a este paso futuras que les quedarán en herencia a mis familiares y amigos son:

  1. Sentido y Sensibilidad, una obra de arte de mi querida Jane Austen que no estoy pudiendo disfrutar como debería ni valorando como se merece porque tiene un lenguaje complicado, acorde con la época en la que está escrita la novela y aunque nunca ha sido un problema para mí ahora me resulta algo insalvable y me da muchísima rabia porque es una lectura conjunta que estoy compartiendo con gente increíble pero no puedo con ella y prefiero dejarla para cuando realmente pueda dedicarle la concentración que se merece.
  2. Anna Karenina, que me está encantando y no se me está haciendo nada difícil de leer cosa que no me esperaba. Es una lectura ágil, interesante y divertida. También la comparto en lectura conjunta y voy llevando un ritmo decente aunque tengo que apretar para poder llegar al domingo y comentar los capítulos que tocan. También he de decir que si esta novela la cojo en otro momento es probable que fuese muchísimo más rápido pero la voy llevando bastante bien.
  3. La petición de Olivia de Abril Camino que espero terminar a finales de mes para cumplir con mi TBR de marzo pero no tengo muchas esperanzas ni me hago muchas ilusiones porque aunque me está gustando mucho, no avanzo como me gustaría por el tema que comenté antes.

Así que, así estoy pasando esta cuarentena en la que ni siquiera me concentro con series ni con películas. Bueno, a excepción de Anne with an E (Ana de las Tejas Verdes) que emiten en Netflix y que la estoy terminando aunque en otras circunstancias ya la tendría más que vista. Tenía puestas mis esperanzas en el 24 de marzo que comenzaba Disney + y ahí si que hay pelis preciosas que quiero ver pero como la ley de Murphy sigue viva porque ni el coronavirus es capaz de acabar con ella, descargué la app en mi tele y cual es mi sorpresa cuando la configuro, me tumbo en el sofá y elijo “La bella y la Bestia” y lo único que consigo ver es una rueda girando y girando que no carga el contenido. Así que, me quedo compuesta y sin novio como se suele decir porque no me gusta ver series ni pelis en el móvil ni en el ordenador. Muy bonito todo, ¿a qué sí?

Y vosotros, ¿cómo estais llevando la cuarentena?. Contadme cositas y así os leo y me entretengo y nos animamos mutuamente. Un besazo enorme a todos. A cuidarse y a quedarse en casa!!

15 pensamientos en “Mi desastrosa cuarentena

  1. Me identifico mucho! Yo también pensaba aprovechar esta cuarentena para leer mucho, actualizar el blog y pintar, pero el móvil es peor que la droga! Además, entre semana estoy teletrabajando 9 horas, así que cuando acabo a veces una ducha, cenar y ya casi me voy a dormir!
    Me ha encantado el post, creo que representa a la mayoría de las personas, deberíamos dedicarnos más a placeres y menos a redes, pero somos débiles y el salseo redes sociales nos puede!
    Posdata: estoy deseando empezar la lectura conjunta de abril 😊

    Me gusta

    • Hola Nani guapa, gracias por dejar tu comentario, me hace muchísima ilusión!! Uff, si teletrabajas 9 horas es normal que no puedas hacer nada más. El salseo es muy tentador jajaja. Yo también estoy deseando empezar la lectura de abril :). Un besazo enorme y mucho ánimo

      Me gusta

  2. Hola, guapa!! Es normal que nos falte concentración, porque al final uno termina cansándose de todo, hasta de la misma rutina dentro de casa, y lo único que necesita es hablar para sobrellevar esto. En fin, mucho ánimo y un besote grande😘

    Me gusta

  3. la verdad es que si teletrabajas el día se te va, pero intento leer, que me evade y me relaja mucho. tienes un blog precioso. Felicidades

    Me gusta

  4. Pues me pasa igual que a ti!! Pensaba pasarme el día leyendo… sí, sí… leyendo de todo en el móvil todo el santo día!! jajajaja Tengo que cargarlo como mínimo 3 veces cada día… me voy a quedar sin móvil a este paso y sin poder salir a comprar otro. Pero coger un libro y concentrarme sólo lo consigo a ratos y por la noche al acostarme. Mucha fuerza para lo que queda de cuarentena!!

    Me gusta

  5. Querida, acabo de entrar y visitarte y me parece un blog muy lindo. Todo esto pasará, en vez del bloqueo del escritor, pues tenemos el bloqueo del lector. Pero cada día las cosas van cambiando y mejorará pronto, y con ellos, nuestra tranquilidad.

    Me gusta

  6. Pues estamos más o menos igual y sigo viendo las cosas que parece tenemos en común y no esperaba… Me encanta Anne, con e, Cordelia, o como quieras llamarla para hacerla feliz 🙂 y de hecho tengo pendientes 3 o 4 reseñas sobre las versiones que más me han gustado de la obra… Y me he leído el 1º y el 2º libros que comentas… ¿Has visto la miniserie inglesa de Orgullo y prejuicio? Ánimos!!!!

    Me gusta

  7. Hola! Lo de indignarte con los personajes saliendo por ahí me ha matado jajaja y sobre que tenemos más distracciones para leer y escribir te entiendo, me pasa igual. Lucho para dejar de lado las redes y como hay tanta vidilla…

    Me gusta

  8. Hola. Sé que llegó un poco tarde mi comentario, pero quiero contarte que en mi país, Argentina, seguimos con la cuarentena obligatoria. En mi caso 74 días en casa, si bien entreno diariamente, he limpiado y cocinado, a veces parece que el tiempo no alcanza para todo.
    Saludos,
    Silvana

    Me gusta

  9. Me sentí más que identificada, después de que nos dieron la cuarentena decidí tomar lo mejor de cada situación así que también pensé que aunque seguiría trabajando desde mi casa podría darme más tiempo para mi para esas cosas que siempre quería hacer pero según yo por falta de tiempo no podía, pero la verdad es que noooooo, ahora el móvil de verdad se ha convertido en lo único con lo que nos comunicamos con lo que nos informamos y de más, es una lástima por que cuando teníamos a las personas cerca no hacíamos más que mirar el móvil y ahora que no lo están cómo hacen falta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s